Frio en navidad

exorcistct.jpg- Soy humano y lo siento mucho pero debo acostumbrarme a mi mismo. A todo lo que realmente yo significo:

A enamorarme irracionalmente, a mirar impasible todos los problemas del mundo, a sentir mas que amistad con algunas novias de mis amigos(esto está censurado por si lo lee alguno de mis amigos ;), a tener buenos amigos con los que nos divertimos mutuamente, a envejecer irremediablemente, a sentir furor sexual periodicamente con todo lo que ello conlleva...

A sentirme infeliz sin motivo aparente, aunque bueno repasando esta lista si que tenga motivo ;) Quizás por eso esté en esta especie de tobogan afectivo, ahora arriba, ahora abajo......... que cosas, no? .INCERTIDUMBRE.

Me quedo con la pureza de todos estos sentimientos, lo único que ahora por ahora nos separa de las máquinas, estos depurados e irracionales sentimientos que no dejan indiferente a nadie.

Debo acostumbrarme a todo lo que esto conlleva, a la sensación eterna de desamor... al odio a mis amigos mas cercanos cuando me hablan de serles carnalmente infieles a las novias que a mi tanto me gustan (ya sabeis...), a sentirme frustrado dentro de esta sociedad de consumidores... a sentir desasoiego al contemplar la belleza y no poder poseerla, al ver tropezar a las personas siempre con las mismas piedras generación tras generación y mil cosas mas... en definitiva he de acostumbrarme a vivir. Sobretodo a perder y estar preparado para ocasionalmente ganar y sorprenderme a mi mismo.

"No es que le encuentre
a la vida un motivo
cuando estoy a tu lado:
es, simple y llanamente,
que me olvido de buscarlo."

Pd: ¿Es cierto esa paranoia del eterno femenino que las tilda de fáciles y que nos causa tantos celos y deseos por nuestra parte?

Si así es... también existirá el eterno masculino...
25/12/2004 18:21 Enlaza este post. Diario

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Southmac

Nuestra paradoja como mamíferos con capacidad de mentira y arte no es otra que la que nace cuando hastío y plenitud se funden en una cosa llamada polvo.

Polvo al que regresaremos sin ningún tipo de trascendencia, excepción hecha de la huella digital que dejemos en las redes y en los innumerables soportes digitales de alta capacidad.

Ellas eran fáciles cuando encontraban el tipo adecuado para degradar su orgullo. Nosotros éramos fáciles cuando etc.

En realidad todos juntos éramos demasiado delicados. No se trataba más que un juego entre borricos y pollinas (variación sobre un tema de Nietzsche, buena lectura para la navidad)

PD: me ha encantado la foto. Es mi puta favorita, sin duda.

Fecha: 27/12/2004 04:26.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)






Temas


Archivos



Part of Vice blogging network

Enlaces