Una historia verdadera 1

La verdad es que nunca pensé que a mi me fuera a pasar esto.

Sencillamente yo estaba trabajando esta mañana como cada dia en este almacen de medio pelo colocando el género que devolvían los transportistas insistentemente y llegó Martin como siempre.
Al parecer él y yo sentimos la necesidad de huir, la palabra "escape" apareció por nuestra mente de repente.

¿Por que? quizás fue por que despertamos, por que nos dimos cuenta que aquel trabajo que nos permitía comprar mas cosas que en realidad no necesitabamos no servía de nada. Quizás fue por que no nos gustaba que nuestro jefe nos tratara como mierda, con arrogancia, como si fuera un Dios en la Tierra, en su designios de la empresa, también pudo ser por la conversaión que tuvimos mis amigos y yo sobre la religión la noche anterior........ me temo que no - ninguno de estos es el motivo - fue por que estabamos borrachos y hasta los huevos, realmente hartos de aguantar a un hijo puta de tal calibre. Y aqui nos encontramos Martin - un chico delgado, de gestos cómicos, de un rubio extrangero, con sus delgadas gafas como carta de presentación de su cara, buena gente, un gran currante- y yo al que llaman cariñosamente sus amigos "el cabronaco"- una persona a la que le faltan un par de tornillos y con una baja auto-estima, obsesionado con la mujeres, alto y fuerte como el que mas.

El hijo puta se encontraba en el suelo sangrando, al parecer no le habían sentado nada bien la serie de patadas que le habíamos soltado a traición cuando entramos en el despacho sin aparentar estar muy borrachos. El cuadro era muy peliculero, paralizado todo podía observar como las secretarias se asomaban por encima de sus monitores con caras de asombro sin reaccionar, solo mirando.

Como estoy borracho no puedo hacer otra cosa que pensar que la cosa ha sido una pasada, flipante, un pasote y lo mas importante, que he hecho lo mejor que podia haber hecho en mucho tiempo con mi vida. Mis padres no lo hubieran entendido, supe que nuestro padre se había distanciado mucho de nosotros cuando descubrí que hablaba mas con el perro que con nosotros, mi hermano lo entendería.

Lo que aun me sorprende es como Martin se había dejado llevar por todo esto, me ha parecido extraño esta mañana cuando estaba trabajando y a aparecido malhumarado por no se que temas con su novia, mujeres........

Como trabajamos en una cámara frigorífica le he dicho que probara un trago de la botella de Vodka que tenemos escondida para cuando nos vamos los viernes por la tarde y bebemos antes de irnos a casa. Yo creía que iba a ser un par de tragos y después se pondría a trabajar histrionicamente, subiendo continuamente a las oficinas, nervioso, aparentando control mientras aparecian los transportistas y todo se saturaba o yo que se, ponerse a repetir por enésima vez desde los últimos dias aquello de que debo fijarme mas al colocar el género. Pero no, se límito a sentarse en un par de cajas que teniamos dentro de la cámara y a beber mirando el infinito, lo mínimo que podía hacer yo era acompañarlo.

La verdad es que desde que habían cambiado al jefe vamos muy de culo y los dos teníamos un especial odio a ese hijo de puta. Mientras ibamos bebiendo yo no podía dejar de pensar en Wendolyn, una chica que fue conmigo el año pasado al cursillo que yo hacía, causante que yo no tuviera pasta al tener que pagarlo por segundo año consecutivo, este año no teniamos horarios compatibles y apenas si la veía.

Continuará...
26/09/2004 05:21 Enlaza este post. Diario

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)






Temas


Archivos



Part of Vice blogging network

Enlaces