Un hombre autodestructivo

20060411224406-1134312035dust.jpg

Un hombre autodestructivo se siente totalmente alienado y solo, es un extraño para la comunidad humana. Se dice a sí mismo, "debo de estar loco".
No se da cuenta de que, la sociedad, al igual que él, tiene un interés personal considerable en pérdidas y catástrofes. Estas guerras, hambrunas, inundaciones y terremotos satisfacen unas necesidades.

El hombre quiere caos, de hecho, lo va a tener. Depresión, conflictos, revueltas, asesinatos, todo este horror nos atrae muchísimo a ese estado casi orgiástico... creado por la muerte y la destrucción, está en todos nosotros, nos deleitamos en él.

Claro, los medios intentan poner cara triste ante estas cosas, pintándolas como grandes tragedias humanas pero todos sabemos que la función de los medios nunca ha sido eliminar los males del mundo, no. Su trabajo es persuadirnos a aceptar estos males y acostumbrarnos a vivir con ellos.

Los poderes quieren que seamos meros observadores pasivos. (se sienta en el suelo de una transitada calle de ciudad mientras se rocía con gasolina)

Ey! ¿Tienes una cerilla? no nos han dado más opciones aparte del ocasional y puramente simbólico acto participativo de votar.

¿Prefieres al títere de la derecha o al de la izquierda? Siento que ha llegado el momento de proyectar mi propia incorfomidad e insatisfacción ante los esquemas sociopolíticos y científicos. Dejando que mi propia falta de voz sea escuchada.

(Se acerca al cuerpo una cerilla encendida quemándose a lo bonzo, sin emitir ni un sonido y lentamente acaba cayendo al suelo)

Secuencia de Waking Life de Richard Linklater

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: icrave

El caos es mucho mas interesante y morboso que la tranquilidad. El caos es estimulante.

Por mi dedo meñique del pie izquierda que prefiero vivir en el caos.

Fecha: 12/04/2006 20:03.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)






Temas




Part of Vice blogging network

Enlaces


Un hombre autodestructivo | Mckeyhan Presents

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris