Prolapso anal puerca

20100907200434-punch-child-01-b.jpg

Tortón en condiciones

Me estaba cagando, joder! Y NO era esa sensación de "tengo ganas de cagar" no. Notaba unos pinchazos terribles detrás de la vejiga que nunca había sentido, pinchazos de tal calibre que estaba arrodillado en el suelo de la calle paralizado de dolor.

No podía creérmelo, no iba a llegar a casa - y mira que estaba cerca - para soltar el zurullo (aka mierda biodegradable). Mira si estaba aterrorizado que mis testículos no pensaban en soltar su grumo blanco, de ninguna manera, ¡lo primero es lo primero!

Me imaginaba intentando cagar por ahí en cualquier palmo de tierra y veía a los humanos mamíferos mirándome inquisitorios y entonces -yo me imaginaba- que no podía cagar y que solo podía aumentar mi patetismo, solo podría intentar cagar sin poder, ahí de rodillas en el suelo. Imaginaba lo que ocurriría entonces; el dolor de los intentismos se amplificaría al no poder salir. En el fondo de mi ser me sabía muy mal por el mundo pero en realidad a priori lo único que quería es que todo se fuera a la mierda, que la humanidad y la Tierra desaparecieran rápida y fugazmente. De repente.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)






Temas




Part of Vice blogging network

Enlaces


Prolapso anal puerca | Mckeyhan Presents

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris