Politicadas

20070622171814-399592674-113be463f8-o.jpg

Ilusión de seguridad (Image Vía ) - Vodka inspiration

Vivimos en un mundo en el que la política, y por ende los políticos no trabajan para nosotros los ciudadanos. A pesar de que les pagamos sus sueldos, sus jubilaciones, sus comidas y su transporte, no es para nosotros para quienes trabajan, todo lo contrario, sirven a unos intereses bien definidos, claramente fijados, son sirvientes de esos señores que no velan por nuestro bienestar sino por vaciar nuestros bolsillos.

Imagino que todos conocerán la historia del famoso Robin Hood. Desgraciadamente parece ser que los empresarios entendieron la historia al revés, ellos creen que lo que hay que hacer es quitarle a los pobres para dárselo a los ricos, y si los pobres se mueren en el proceso tampoco importa mucho, porque si son pobres ya no se les puede quitar nada, ¿entonces para qué demonios sirven estos pobres? ¡¡Para nada!! -replican los empresarios- ¡¡Para nada!!

Vía Slynation (Resumido)

Esta gente pregona el libre mercado y la libre empresa como si fueran la solución de todos los problemas. Por supuesto, quitando cosillas sin importancia como el salario mínimo (que en Francia es el doble que aquí, pero no pasa nada), sustituyendo las empresas públicas por privadas, y haciendo que ellos paguen menos impuestos por lo tanto. En su (ton)teoría proponen que como la empresa privada siempre hace las cosas mejor que la pública, mejor lo privatizamos absolutamente todo, el estado se reduce a su mínima expresión y por lo tanto pagamos menos impuestos (los que ya somos ricos de entrada, claro, el resto que se jodan).

Las empresas, lógicamente agradecidas y deseosas de devolver a la sociedad lo que ésta les ha dado, invertirán sus ganancias en generar empleo y bienestar social. Claro. Que les pregunten a los ingleses qué tal van los trenes después de privatizarlos (ya os lo digo yo: como eran una empresa privada, buscaron abaratar los costes como fuera, y lo hicieron a base de comprar trenes de peor calidad. Como consecuencia directa, empezaron a reproducirse los accidentes en un sistema que hasta entonces tenía un registro inmaculado).

Vía Gordo de mierda

P. Usted asegura que para un país que se enriquece es imposible salvaguardar su cultura.

R. El acceso a la comunicación, el saber lo que pasa en los otros lugares, puede ser magnífico pero Internet también puede ser una vía de esclavización, de sometimiento a un nuevo tipo de colonialismo. El enriquecimiento de Japón ha ido parejo a la desaparición de su cultura tradicional. Hoy, en nuestro país, como en muchos otros, el dinero es el auténtico motor de la sociedad. No hay que olvidar que en Japón la democracia no es el resultado de una conquista popular sino de una imposición. Tenemos una cultura muy superficial de la libertad y de la igualdad. Buscamos aplastar a todo aquél que sale de la norma, negar lo que existe fuera de las reglas sociales.

Entrevista a Takeshi Kitano

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)






Temas




Part of Vice blogging network

Enlaces


Politicadas | Mckeyhan Presents

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris