Internet Asusta

Sin lugar a dudas internet asusta.

Si nuestros padres o abuelos, cuando nos ven totalmente enganchados a nuestro teclado con al mirada perdida en el ciberespacio, no comprenden lo que nos ocurre y se asustan ¿como no les va a asustar a otras personas?

Nuestra sociedad está creciendo en el aspecto tecnológico de una manera imparable. Si a lo largo de la historia la curva de el crecimiento tecnológico y el del humanístico estaban a la par, en estas últimas décadas la curva tecnológica se ha disparado hasta limites insospechados por el hombre en un principio.

¿Es bueno que la sociedad crezca tecnológicamente pero no lo haga humanísticamente? Me temo que, ante nuestros ojos tenemos un problema que demuestra que no lo es.

Internet es capaz de llevar a la gloria a las personas más anónimas. Todos los maestros del marketing que se dedicaban a deshojar la chequera de las grandes compañías para poder darse a conocer están viendo en Internet una amenaza clara. Internet asusta.

Y la gente que se asusta, tiene miedo. Y el miedo puede llevar a muchas acciones incoherentes. Esta claro que por ahora a ninguna superpotencia le interesa un motor que no reposte en las áreas de servicio y que no trague su gasolina. ¿En la época en la que enviamos datos por el aire, no hemos sido capaces de inventar un método de transporte con energías renovables? creo que si. Pero lo dejaran ahí, en el gran almacén, junto a el arca perdida o la vacuna contra las caries, reposando, esperando el día en el cual su salida ya no se pueda parar más, como gatos panza arriba, hasta poder sacarnos la ultima peseta (perdonarme, pero aun no puedo pensar en Euros).

Y es que a nadie le gusta que le quiten el pan de cada día. A nadie le gusta que un tonto a las tres regale el pan que esta usted vendiendo y a nadie le gusta que se carguen su negocio.

Pero, el futuro esta aquí, y volviendo al tema que nos atañe ahora mismo, Internet esta creciendo. Pese a las trabas que le están intentando poner, gracias al esfuerzo de muchos y no a la desidia de otros, la Red de Redes va hacia delante.

Y es que, hace 10 años, era impensable poder conseguir productos del extranjero sin hacer un viaje hasta allí, y ahora podemos comprar cualquier producto del mundo con un par de clicks. Y nos resultaba imposible poder comunicarnos con gente de otros países, y ahora es una realidad cotidiana tener amigos en todas partes del mundo. Y esto ¿Qué nos trae? Conocimiento, mucho conocimiento, conocimientos inagotables y renovables. Aunque, ¿y si pudiéramos vender estos conocimientos como vendemos la gasolina?

No, estos conocimientos nos traen nuevos conocimientos que a su vez generan un crecimiento sostenido de la red. No podemos esconder la rueda a los demás, porque irán a pie y no tendrán que inventarla de nuevo, perdiendo un tiempo que podrían haber gastado en mejorar nuestra rueda.

¿Gracias a quien ha sido? ¿a los proveedores de Internet que se han aprovechado de nosotros sin sacar la tarifa plana hasta ya no pudieron frenarla? ¿A los que especularon con las .com realizando verdaderas chapuzas y desestabilizando el mercado dejando inversores desencantados? ¿A los políticos que nos han apoyado siempre no haciéndonos ni caso? No, me temo que el único que tiene la culpa de que esta cosa llamada “la Internet”, como lo llaman mis abuelos, somos nosotros. Los que nos conectábamos cada noche a infovia porque así nos salía mas barato. Los que tuvimos que poner cara de tontos cuando nuestros padres nos sacaban las 60.000 pesetas de teléfono gastado. Los que han subido en paginas Web sus conocimientos con el único fin que otra persona que este al otro lado lo lea. Si, amigos, algunos piensan que, el hecho de que sus pensamientos, conocimientos, música, dibujos, videos, fotos, relatos, etc…etc… sea visto por otras personas es una satisfacción más que suficiente. Y son esas personas las que han levantado y aguantado los cimientos de esta red.

Pero ahora, ahora vienen unos señores que nos dicen que esto se esta desmadrando. Que Internet tiene demasiada “Libertad” (¡¡Dios mió, creo que nunca nada tiene la suficiente libertad!!). Que debemos de empezar a acatar unas normas de seguridad y una calidad de contenidos, que ellos nos imponen, para que no se pueda llevar a cabo ningún delito. Que somos culpables, mientras no se diga lo contrario, y que tenemos que demostrar que no lo somos. Que la pornografía infantil, las practicas terroristas y otras aberraciones son lo único que nutre Internet.

Se nota que ellos viven Internet como nosotros.

En términos muy generales, esas nuevas leyes que van a coger los cimientos que hemos creado en Internet, la ola de conocimientos que se estaban generando, y la libertad de la que estábamos gozando, y los van a reventar, para que así, la red, nuestra red, sea un lugar mucho mas seguro o mas bien, mas controlado por ellos.

Y es que, señores, Internet asusta. Si ustedes serian los que mandaran ¿Ustedes dejarían que un pueblo se pudiera comunicar entre ellos de una forma imparable? ¿dejarían que una persona que escribe un blog tuviera mas audiencia que sus campañas de publicidad que cuestan millones? ¿dejarían que el pueblo pensase por si mismo?

George Orwell nos dio la respuesta hace mucho tiempo.

Internet asusta, pero no a nosotros.

"Laian"

FISTRO.COM

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)






Temas


Archivos



Part of Vice blogging network

Enlaces